Acabado el cobre, ahora empezamos con los raíles. O cómo se desmantela una línea ferroviaria histórica paso a paso.

Queridos lectores de todas partes del mundo:

He escrito varias entradas con respecto al tema. Me he indignado al verlo en persona. Desconozco quien/quienes son los responsables del “trabajo”. Los denunciaría si tuviera la más mínima sospecha. Desde aquí hago un llamamiento a que se pare de una vez el espolio de esta línea ferroviaria histórica que unía las poblaciones de Ponferrada y Villablino. No podemos consentir que unos vándalos que lo único que buscan es dinero fácil, acaben por derruir la historia del Ponfeblino.

Desde la JCyL dicen que no son responsables por temas legales y bla bla bla. Pero digo yo ¿Acaso no hay manera de aprobar una partida alzada, un dinero, para poder colocar un poco de vigilancia? ¿Tan caro podría ser tener un par de personas que vigilaran lo poco que queda de estaciones y línea? No lo creo. Conozco el sector de la seguridad privada y eso son cuatro perras. El problema es que hay 0 interés en el tema. Cero.

Las asociaciones ferroviarias se tiran de los pelos cuando ven como se destruye día tras día el patrimonio de todos los bercianos sin poder hacer nada más que protestar. El tema de las competencias se las arrojan Junta de Castilla y León y el administrador concursal de los restos de la compañía minera. Todo ha quedado en el “limbo de los recuperadores”, que es el tiempo suficiente para que éstos últimos consigan recuperar todo el cobre, el acero y si hace falta hasta los azulejos del baño de las estaciones.

Cuando el tema legal se aclare, de la línea Ponferrada-Villablino solo quedarán ruinas. Y  a la historia del Bierzo me remito cuando hago tal afirmación. Si lo que pretende la administración es conseguir una “vía verde” para pasear el perrete tranquilamente, que lo digan y ya está. Pero que no hagan el paripé porque destruyen la ilusión de muchas personas, grandes aficionados al ferrocarril de todos los tiempos, del Bierzo, de Estados Unidos y hasta de la Argentina. Porque les recuerdo, que cuando esta línea estaba operativa en sus últimos tiempos del vapor, venían personas de todas partes del mundo para observar lo que aquí teníamos. Eso que quede muy claro. Si esa línea se hubiera administrado correctamente, ahora no estaríamos en Fitur enseñando un botillo y unas castañas. Además, enseñaríamos una línea de setenta kilómetros con tracción vapor. Una auténtica joya en sus tiempos. Y no hace tanto tiempo de ello. No muchas ciudades en el mundo pueden ir a Fitur a exponer su línea de vapor. El Bierzo pudo ser una de ellas. Pero como siempre, la historia se repite, y una vez más nos ha puesto a cada uno en nuestro lugar: a los pobres en la cola de reclamaciones y a los que mandan, en la ventanilla de “hoy no se atiende, mañana si”.

Podéis comprobar en los enlaces que pongo abajo, lo que está sucediendo ahora mismo con los raíles del Ponfeblino. Como esto no pare, terminarán por robar los viaductos que sean metálicos.

Salu2.

Infobierzo

Diario de León

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s