La estación de Cubillos del Ponferrada-Villablino.

La historia es lo que uno puede contar de acontecimientos pasados. A veces queda escrita en papel. A veces queda reflejada en imágenes. A veces, se tira de la cadena y se espera que desaparezca sin embozar el retrete. La historia, por norma general, suele tratarnos bien. Nos ayuda en momentos de duda, de indecisión. Cuando uno revisa la historia de instalaciones, de fábricas,o de complejos productivos de otros países puede encontrar desde sitios que parece que pudieran funcionar de nuevo con solo apretar un botón, hasta sitios que parecen sacados de una novela de suspense. En un momento dado alguien se acuerda de que allí había un molino de harina hidráulico, o una fundición, o vete a saber qué de los tiempos pasados. Ya es demasiado tarde. Ya pasaron los reyes del cobre y el acero.

Recientemente me he dado un paseo por aquí. Fruto de la quiebra de Coto Minero, nos encontramos con material rodante de la antigua empresa minera. Las tolvas con quince años de vida, se pueden contar por decenas. Aparecen abandonadas a su suerte. Lo mismo podemos decir de la ALCO 1006, locomotora diésel que está ahí durmiendo un extraño sueño y sorprendentemente intacta a pesar de  no existir ninguna vigilancia del recinto.

20160126_165034

El edificio de la estación conoció tiempos mejores, aunque lo que es su estructura está más o menos intacta. Su interior deja bastante que desear pues los “amigos del cobre” ya han pasado por aquí antes que yo para “reciclar” todo lo que fuera de interés. Navegando un poco por la web he encontrado un término incluso mejor que el reciclaje para todos estos personajes que se dedican al “reciclado”: Se les denomina recuperadores. Jerga de exploradores de abandonos supongo.

Es un lugar extraño. Uno no siempre puede pasearse por una playa de vías de una estación en la que todo está inmóvil y oxidándose lentamente. Y lo digo con conocimiento de causa ya que por el trabajo me tocó patear mucho tiempo en una playa de vías. La señalización, aparamenta y demás también han sufrido el pillaje propio del lugar en el que nos encontramos con lo que nada de esto podrá ser utilizado debidamente en caso de algún día llevar a cabo el tan ansiado tren histórico que las asociaciones del ferrocarril bercianas persiguen. No obstante, las vías se encuentran en un estado bastante potable, teniendo en cuenta su historia. En el momento de su defunción como sociedad, todo esto funcionaba perfectamente. Con tecnología antigua, pero funcionaba.

20160126_163841

En un almacén sin puertas, abandonada a su suerte encontramos esta joya del ferrocarril. Su historia se puede encontrar buscando un poco por ahí. Me pareció una dama con bastante experiencia, no solo en el transporte de carbón sino también en el de personas. Personas que ha decidido que lo mejor que le puede pasar es que alguien se la vaya llevando por piezas. ¿Alguien se preocupa por la 1006?

20160102_121528

20160102_121446

20160102_121641

ALCO 1006

Las puertas de mantenimiento están abiertas con lo que se puede observar su interior. También la cabina. Parece todo dispuesto para continuar circulando…pero no. Me pregunto cuanto tiempo aguantará esta venerable señora en sufrir el vandalismo.

Entramos en la estación, por la puerta del jefe. Accedemos a su despacho. Todo está revuelto alrededor. Cristales rotos, papeles tirados, un par de ordenadores de los ochenta aguardan encima de una amplia mesa junto con un par de monitores grandes también de la época. En un calendario en la pared el tiempo se ha detenido en Marzo de 2013.  Al otro lado, los sistemas de Alcatel para el control de la circulación de la línea. Sistemas antiguos que quedaron operativos (supongo) hasta el mismo día en que decidieron abandonarlo todo a su suerte. Si algún día se decide poner en marcha el Ponfeblino en su versión histórica o turística, todo esto es inútil. Y repito: Todo esto estaba funcionando y ahora está inutilizado por el pillaje. 

20160126_170830

Por delante tiene buen aspecto, pero por detrás…

20160126_170525

…se han llevado hasta los cables de la instrumentación, que ya ves tu lo que puede tener eso de cobre dentro. La gente no respeta nada. Yo me pregunto, si un día esas personas, su hijos les preguntan algo de historia acerca del ferrocarril ¿Tendrán narices para contestar sin que se les ponga la cara como una grana?

Pero que chorradas digo: como máximo podrán preguntarle dónde se encuentra el polígono más cercano para pillar una dosis.

20160126_164811

Supongo que para alguien, todo eso que ha quemado en una hoguera al lado del río, produciendo un humo más venenoso que el mismo aliento de Satanás, le habrá representado una comida decente ese día, o una buena dosis de jaco que llevarse a la vena. Mirando los ordenadores, por detrás, hasta han cortado los cables VGA de los monitores! En fin. Hemos llegado tarde para sacar una foto decente aquí. Me conformaré con los exteriores. El andén de la estación está un poco descuidado y las plantas comienzan a medrar fuerte en el pavimento. En la playa de vías, la maleza. En un tiempo, habrá árboles sobre ella. Quizás entonces se puedan conseguir imágenes aún más chocantes.

20160126_164240

En las vías, todo está inmóvil y oxidándose. Menos mal que tuvieron la deferencia con la locomotora de dejarla bajo techo. Las tolvas si parecen estar en perfecto estado (aquí por lo visto no hay cobre que sacar, o al menos, no el suficiente para que merezca la pena).  Si fuera el año 1980, el día 10 de Mayo y tuviera esta misma cámara, supongo que podría haber sacado una foto del último viaje que hizo una locomotora de vapor en Europa, que sucedió en esta misma línea. Desgraciadamente, es hoy y esto es lo que queda del Ponfeblino aquí.

20160126_164124

Curioso artefacto. Parece sacado de una película antigua. ¿Quizás es un aguador? La verdad es que uno es lego en materia ferroviaria. Sabe lo justo para coger el cercanías y entablar una conversación de unos minutos con el revisor. Aunque, ahora lo que pienso; ¿Cuanto hace que no subo yo a un tren? ¿Aún existen los revisores?

20160102_122949

En mi paseo de tarde, coincidí en el lugar del siniestro con un simpático señor catalán amante de los trenes que justo estaba sacando unas fotos a la locomotora. Charlamos un buen rato acerca de lo que estábamos viendo, de el cómo y el por qué. Fue una experiencia agradable después de ver el estado de abandono del lugar. Era más que claro que sabía mucho más de temas ferroviarios que yo ya que manejaba con soltura términos como doble tracción, tender, boogies…y esas cosas de camineros y ferroviarios. Me contó que siendo chaval coincidió en el cruce de la línea con la carretera, a la altura de Columbrianos, con un maquinista que estaba haciendo unas maniobras con una locomotora Krupp. Era un hombre muy simpático y le ofreció llevarle de paseo en ella. La verdad que puestos a contar historias, mi padre me contó recientemente cómo el ingeniero de la MSP de la zona le ofreció (regalada) una locomotora de vapor a mi tío con la única condición de que pusiera la grúa y el transporte para llevársela de allí. Son cosas que pasaban en los años 80. Muchos años después el señor catalán había vuelto y visto como había cambiado Ponferrada. No la reconocía. Todo había desaparecido ¿Para bien?

Le expliqué dónde podía encontrar los restos de antiguas locomotoras de vapor del PV. También le dije que no eran más que unos hierros oxidados. Por suerte se restauraron varias. Emprendió su camino. Y yo el mio.

La historia de esta línea de ferrocarril que data de los años 20 del siglo pasado la podéis leer aquí El Ponferrada-Villablino.

También podéis encontrar información muy interesante en este blog de un gran aficionado ferroviario Ponfeblino.

Aquí podéis ver una recopilación de vídeos de la época de los 80, cuando había menos prisa y el vapor comenzaba a decaer Steam in Spain.

Navegando un poco más, he encontrado un documento gráfico muy bueno. Se trata de un vídeo hecho a base de varios recortes de vídeos de la década de los ochenta, de lo que era El Correo de Ponferrada. Merece la pena su visionado.

Este chico, tiene un canal muy interesante sobre abandonos y exploración urbana. La verdad que es un personaje bien curioso tanto en la forma de realizar sus vídeos como en las locuciones y su “enfermedad”. En este vídeo podemos ver el estado de la gloria del vapor berciano Chatarrería.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s